La principal particularidad de las piscinas semienterradas es que son muy similares a las piscinas subterráneas. Por tanto, son una excelente alternativa cuando, por distintos motivos, no se puede o no se quiere instalar una piscina clásica. 

A diferencia de las piscinas subterráneas, el proceso de instalación de una piscina semienterrada es rápido y sencillo, con lo que en pocos días se puede empezar a disfrutar de un buen baño por un precio muy económico. Además, este tipo de piscina también requiere de menor mantenimiento porque, al elevarse del nivel del suelo, no se deposita tanta suciedad ni hojas.

Como veremos a continuación, otra de las ventajas de las piscinas semienterradas es que pueden adaptarse perfectamente al entorno. La diversidad de formas, materiales y colores permiten conseguir un efecto totalmente natural y en consonancia con el resto de jardín. 

 

5 ideas de piscinas semienterradas

A continuación, hemos elaborado una pequeña recopilación de las mejores soluciones en piscinas semienterradas. 

1. Piscinas de madera integradas en el entorno

Como hemos comentado anteriormente, una de las principales ventajas de las piscinas semienterradas es que pueden adaptarse al entorno. Como vemos en la imagen, las soluciones acabadas en madera se integran perfectamente en los distintos elementos del jardín, creando un efecto totalmente natural. 

Si dispone de un terreno irregular o su jardín cuenta con distintos elementos como piedras, rocas, escaleras o pasos, este tipo de piscina se integrará perfectamente y aportará un toque singular.  

piscina de madera integrada

2. Piscinas elevadas de acero

Las piscinas elevadas de acero pueden enterrarse sin dificultad en prácticamente cualquier espacio. Se trata de una opción económica y muy funcional, con la que podrá disfrutar de todas las ventajas de una piscina clásica por un precio muy inferior.  

Entre la gran diversidad de modelos y materiales encontrará fácilmente una opción que se adapte a sus necesidades y a las características de su jardín. 

piscina semienterrada de acero

 

3. Estructuras clásicas de madera

Las estructuras clásicas de madera también son una excelente opción cuando se dispone de más espacio y en el entorno no interfieren distintos elementos. 

En los últimos años, una de las tendencias más favorecedoras para este tipo de piscinas es añadir una pequeña estructura de madera en forma de escalón alrededor de la piscina.  Este elemento aporta naturalidad y elegancia al conjunto.  

piscinas semienterradas de madera

 

4. Piscinas circulares semienterradas 

Las piscinas de acero circulares son también un tipo de piscina ideal para cualquier espacio dado su resistente material de fabricación. Por ello, a pesar de que no sea un material tan estético como la madera, son muchas las personas que optan por su instalación. 

Para conseguir un efecto más natural, en torno a este tipo de estructuras se pueden depositar pequeñas piedras o guijarros. Para disimular el acero y conseguir una solución más estética, incluso se puede llegar a alicatar el borde. 

piscina elevada semienterrada

 

5. Piscinas de madera ideales para pequeños espacios

Las piscinas de madera, como nuestro modelo Articbois 500/150, también son ideales para pequeñas superficies como terrazas o patios. Sus reducidas dimensiones permiten que puedan ser instaladas en espacios en los que no cabría una piscina tradicional.  

piscina semienterrada de madera

 

Piscinas de madera semienterradas  

Entre los distintos tipos y materiales, las piscinas de madera semienterradas son normalmente las favoritas. Hoy en día son muy recomendables dado su alto grado de sostenibilidad. Además, cada vez son más las familias que se decantan por su instalación por sus múltiples ventajas, el precio competitivo y las enormes posibilidades que ofrece. 

Las piscinas de madera son una de las opciones más recomendables para cualquier tipo de jardín, ya que los acabados en madera se adaptan perfectamente e incluso ayudan a dar carácter y estilo al exterior.  

Piscinas elevadas semienterradas

Junto con las piscinas de madera, otra de las opciones semienterradas más recomendables son las piscinas elevadas de acero. La principal particularidad de las piscinas fabricadas en este material es su resistencia. El hecho de que sean tan resistentes permite que puedan ser instaladas en cualquier terreno, incluso en lugares inestables en los que cualquier movimiento de tierra pudiera llegar a agrietar una piscina de hormigón.

Gracias a su revestimiento de PVC, este tipo de piscinas pueden ser instaladas en lugares con pendientes o donde hay cambios bruscos de temperatura sin perder la estanqueidad. Son una opción muy recomendable, especialmente cuando se busca durabilidad y la garantía de una larga vida útil. 

 

Por último, recuerde que en Artic Pool podemos ayudarle a crear su futura piscina a medida, adaptándola de manera natural a su jardín y teniendo en cuenta sus necesidades. Podemos asesorarle sin compromiso y ayudarle a encontrar la piscina semienterrada ideal y al mejor precio. ¡No dude en contactarnos!