El calentador de agua para piscina es un sistema cuyo objetivo principal es mantener una temperatura agradable del agua de la piscina. La principal ventaja de su instalación es que puede ser utilizado durante los días o las épocas más frías, permitiendo alargar la temporada de baño y aprovechar al máximo la inversión realizada al construir o instalar la piscina.

 

Tipos de calentadores para piscinas

En el mercado, se pueden encontrar de 3 tipos de calentadores para piscinas: Calentadores eléctricos, calentadores de gas o calentadores solares. Cada uno de estos sistemas tiene unas características específicas y, por tanto, dependiendo de la piscina, de su uso y de las condiciones ambientales del lugar, será más recomendable uno u otro sistema.

Calentador eléctrico para piscina

El calentador eléctrico es un sistema eficaz y muy potente. Por ello, su principal ventaja es que puede aumentar considerablemente la temperatura de la piscina, sin importar que las condiciones climatológicas sean adversas. Sin embargo, su principal desventaja es que, si no se controla adecuadamente, puede encarecer considerablemente la factura de electricidad.

Calentador de piscina solar

Se trata de la mejor solución en términos económicos y de consumo de energía. Se debe tener en cuenta que el calentador solar para piscina calienta el agua de forma lenta y que, además, requiere de determinadas condiciones ambientales para resultar más eficaz. Siempre será recomendable en zonas de clima cálido y cuando es necesario aumentar la temperatura del agua en pocos grados. En zonas más frías o lluviosas, se recomendaría otro tipo de sistema de climatización más potente.

Calentador de agua para piscina a gas

Aunque son una buena opción para calentar la piscina de manera rápida y efectiva en cualquier época del año, se trata de un sistema mucho más caro y que requiere de mayor instalación por varios motivos. Primero, porque se utiliza gas natural o propano constantemente cuando el agua se está calentando y, además, necesitan instalaciones especiales para que el gas circule sin peligros.

 

Otros sistemas de climatización para piscinas

Además del calentador de agua para piscina, existen otros sistemas de climatización muy efectivos y altamente recomendables. Tal y como comentamos al inicio del post, la elección de un determinado sistema depende, principalmente, de las necesidades de la piscina, de su uso habitual y de las condiciones climatológicas del entorno:

  • Intercambiadores de calor: Aunque poco conocido, se trata de una solución muy efectiva y potente, ideal para entornos de clima frío y lluvioso. Funciona mediante dos circuitos: Uno toma agua del sistema de impulsión y lo reenvía a la piscina, mientras que el otro se conecta con el sistema de calefacción.
  • Bombas de calor para piscinas: La climatización mediante las bombas de calor para piscinas es el sistema más utilizado. Su funcionamiento es similar al de un aparato de aire acondicionado y su gran ventaja frente a los calentadores eléctricos o los intercambiadores de calor es el bajo consumo.
  • Cobertores para piscinas: Otra buena forma de mantener la temperatura es mediante los cobertores para piscinas, que pueden instalarse solos o complementar la tarea desarrollada por la bomba de calor. En ambos casos, se trata de una opción económica y recomendable cuando se desea conservar o aumentar la temperatura en pocos grados.

 

En definitiva, como hemos visto a lo largo del post, existen varios sistemas de climatización para piscinas. Elegir el sistema correcto según las características de su piscina será esencial para poder aprovechar al máximo la inversión y lograr el efecto deseado. Por ello, si tiene dudas sobre qué sistema de climatización es mejor, le recomendamos contactar con nosotros. Como expertos en productos para piscinas, podemos analizar su caso y ofrecerle la solución que mejor se adapte a sus necesidades y al mejor precio.