Piscinas de agua salada

El término “piscina de agua salada” es como coloquialmente se conoce al sistema de desinfección con agua salada. Se trata de una de las últimas tendencias en los últimos años en construcción de piscinas, transformación o rehabilitación de piscinas privadas. El sistema de desinfección del agua de la piscina por excelencia hasta hace unos años ha sido mediante la dosificación de producto químico en el agua, principalmente cloro. Pero en la última década se ha impuesto de forma contundente en el mercado la desinfección con sal y por medio de un clorador salino para piscinas a través de la electrólisis de sal.

 

Clorador Salino para piscinas

Pero ¿qué es exactamente la cloración salina?

La cloración salina es el proceso eléctrico de desinfección del agua mediante la dosificación de una pequeña cantidad de sal.

sistema de desinfección con cloración salina

 

El proceso es el siguiente: mediante el mecanismo del clorador salino para piscinas, se diluye una pequeña cantidad de sal que va entre 5-6 gr. /litro, dentro del agua de la piscina. Se hace pasar esta agua, ligeramente salada, por unas láminas de titanio (electrodos) que, previamente, se han intercalado en las tuberías de retorno del sistema de depuración de la piscina. Cuando el agua salada pasa por los electrodos, la sal (cloruro sódico) se convierte en un desinfectante activo, el hipoclorito sódico, que destruye algas, bacterias y hongos. Este desinfectante se reconvierte en sal, volviendo de esta forma a renovarse el ciclo sin que se produzcan pérdidas de este elemento natural.

Hemos agrupado en cuatro grandes grupos las ventajas y los beneficios de disponer de un sistema de cloración salina:

Salud: El sistema de desinfección mediante la sal es mucho más beneficioso para el bañista ya que:

  • No irrita los ojos
  • No reseca y produce irritaciones en la piel
  • Concentración similar a la de una lágrima.
  • Eliminación del olor a cloro
  •  No daña ni el pelo ni la ropa de baño.
  •  Genera un ambiente más limpio en la piscina.

Seguridad:

  • La única materia prima que se utiliza es la sal, obviándose la utilización de productos químicos (salvo en aguas duras que se necesita minorador de pH)

Sostenibilidad:

  • Con la cloración salina contribuimos a usar elementos naturales, responsables y respetuosos con el medio ya que los únicos elementos que se utiliza son el agua y la sal, y mediante la energía limpia que es la electricidad.

Económico:

  • El consumo de un clorador salino para piscinas es similar al consumo de una bombilla de bajo consumo, permitiendo un ahorro de 80% en mantenimiento y un 100% en productos químicos.