Las lonas para piscinas son un elemento básico para mantener la piscina en óptimo estado, sobre todo durante los meses de inactividad. Tal y como ya comentamos en nuestro anterior post, terminada la temporada de baño, es importante preparar la piscina para el invierno y taparla correctamente con un cobertor de seguridad. También tenemos los cobertores isotérmicos o los cobertores de burbujas, que son una excelente alternativa para mantener la piscina durante la temporada estival o incluso más allá si se desea alargar dicha temporada. Por ello, en el post de hoy, queremos hablaros de las ventajas de utilizar este tipo de lonas y las diferentes variantes que se hallan en el mercado. 

 

Lonas de piscina para invierno o verano

Los dos tipos de lonas más comunes son las lonas de PVC o de seguridad y las lonas solares o de burbujas. Tal y como veremos a continuación, ambas son recomendables para distintas épocas del año y sus ventajas pueden ser múltiples. 

Las lonas de PVC o seguridad están pensadas para ser instaladas durante los meses en los que no se da uso a la piscina. Por este motivo, suelen ser más compactas y resistentes que las lonas de burbujas. Están fabricadas en materiales de calidad y cuentan con un tratamiento para ofrecer resistencia a los rayos UV. La principal misión de las lonas de PVC es impedir la penetración del sol y así proteger a la piscina de su incidencia. Además, también son un importante elemento de seguridad, ya que pueden evitar accidentes de caídas involuntarias de niños o animales.

Por otro lado, las lonas de burbujas se suelen utilizar principalmente durante la época de baño, algunas veces para alargar la temporada o incluso durante más tiempo, como complemento de climatización de la piscina con una bomba de calor. Su material de fabricación es similar al material de empaque de burbujas y tiene inhibidores de rayos UV. La principal función de este tipo de lona es minimizar el mantenimiento de la piscina, reducir la evaporación del agua y evitar que ésta se enfríe durante la noche. 

 

Ventajas de las lonas para tapar piscinas

Tanto las lonas de PVC como las lonas de burbujas para piscinas (cada una con su función), permiten conservar la piscina en buen estado y, por tanto, su instalación es recomendable en todo tipo de piscinas. Existen otras opciones -con el mismo cometido- para tapar la piscina muy recomendables pero, cuando buscamos una buena relación entre calidad y precio, las lonas para piscinas representan la mejor opción.  

Ahora que se acerca un largo periodo de inactividad, recomendamos la instalación de lonas de PVC o las lonas de seguridad. Permitirán mantener en óptimo estado la piscina durante los meses de invierno y, además, aportan importantes ventajas:

  • Mayor limpieza: Cualquier tipo de cobertor permite conservar mejor la piscina, evitando que el sol llegue al agua y haga proliferar algas y materia orgánica. Además, también obstaculizan la caída de  hojas, tierra y demás residuos que pudieran dañar la calidad de agua. 
  • Menos mantenimiento: El mantenimiento también se ve considerablemente reducido por todo lo que hemos comentado anteriormente. Además, un buen cobertor minimiza el riesgo de atascos en las tuberías causados por suciedad y evita la formación de hielo durante el invierno, una de las principales causas de rotura o agrietamiento en los vasos de las piscinas.   
  • Mayor ahorro: Instalar una lona en la piscina permite ahorrar considerablemente en productos químicos y en electricidad, al disminuir el tiempo de filtrado. Además, también se reduce el gasto de agua, ya que se evitarán las pérdidas por evaporación.
  • Mayor seguridad: Los cobertores para piscinas también son un elemento de seguridad para toda la familia. Su resistente material, capaz de soportar el peso de un niño o de una mascota, evita peligros por ahogamiento.
  • Fácil instalación: Poner una lona es un proceso sencillo y rápido. Tan solo se requerirá asegurar la cubierta con algunos anclajes. Para una mayor comodidad, también se recomienda la instalación de enrolladores 

 

Lonas para piscinas a medida

Al decidirse por la compra de una lona, es recomendable optar por un modelo adaptable a la medida de la piscina. De lo contrario, el cobertor no protegerá correctamente, ni podrá actuar como elemento de seguridad. 

Para usar correctamente una lona para piscina, es importante asegurarse de que sea de buena calidad y de que tenga un sistema de sujección resistente, ya que, probablemente, durante meses esté expuesta a condiciones climatológicas adversas. Tal y como hemos comentado, las lonas para piscinas son una opción económica y recomendable que, si se cuida y se conserva de la manera adecuada, suele tener una vida útil de aproximadamente 10 años.

Recuerde que en Artic Pool disponemos de distintos cobertores de piscinas a medida y al mejor precio. En nuestra página web, podrá consultar los distintos modelos, colores y tipos de anclaje en función del perímetro a cubrir. Además, introduciendo las medidas en centímetros de su piscina, obtendrá los m2 necesarios para cubrirla.

 

Para más información, no dude en contactar con nosotros.