Para un correcto mantenimiento de piscinas, el cuidado del agua y sus tratamientos son fundamentes. Estos ayudan a tener siempre el agua cristalina y a evitar que esté turbia o verde.

Normalmente, cuando existe la aparición de algas, agua turbia u otros tipos de problemas con el agua, no hay que asustarte ya que son problemas muy comunes ocasionados por diferentes aspectos.

Mantenimiento del agua de la piscina

Para su solución el primer paso es identificar el problema que ha ocasionado que la piscina esté sucia. Estos pueden ser:

1.- El agua está turbia.

2.- Presenta un color verdoso.

3.- Agua sucia con tonos coloreados.

4.- Hay espuma en el agua.

….

En función de la problemática que te encuentres se utilizará un tratamiento u otro.

 

Tratamiento de choque para piscina

tratamiento de agua para piscinaCuando tenemos el agua de la piscina sucia, la mejor forma de limpiarla es haciendo un tratamiento de choque. Es algo que se debería poder evitar con un correcto mantenimiento de la piscina, pero por diferentes motivos: descuidos, excesos de temperatura, falta de horas de filtración… El agua se ensucia y requiere de un tratamiento más agresivo.

 

El tratamiento de choque más normal es mediante la dosificación con cloro, suministrando una cantidad abundante y más de lo normal, se conoce como supercloración.

 

Sin embargo, es muy importante que antes de suministrar el cloro regulemos los niveles de pH del agua y sobretodo el producto que se suministre de cloro debe estar adecuado al tipo de piscina, no es lo mismo para piscinas de obra que para piscinas de liner.

 

El agua de la piscina verde

Si detectamos que el agua de la piscina se pone verde es porque están proliferando algas. Esto suele traer muchos dolores de cabeza cuando no realizamos un correcto mantenimiento de piscinas.

Mantenimiento de piscinas: Cuidado del agua 1Los motivos de que se nos ponga verde el agua o por falta de filtración en la piscina o lo más normal, por el calor de los meses de verano con el uso intensivo de la piscina pueden ocasionar la proliferación de algas. Esto es debido a que es común que el pH se descontrole. Cuando es inferior a 7,2 hace que el cloro pierda efecto, y cuando es superior a 7,6 ayuda a que las algas se desarrollen en el agua.

El tratamiento sería:

1) Revisar el nivel de pH del agua.

2) Realizar un tratamiento de choque.

3) Limpiar bien las paredes y cualquier resto de algas que encontremos por el agua con un cepillo para piscinas.

4) Filtrado del agua durante 8 horas. Una vez realizados los pasos previos, es momento para hacer un filtrado completo de la piscina.

5) Suministrar antialgas. – Actúa a nivel preventivo.

6) Incrementar los análisis del nivel de pH.

 

Agua de piscina turbia

Lo más común es el uso de floculante, ya que es un producto que une las partículas para hacerlas caer al fondo de la piscina. Esto nos permite limpiarlas con el limpiafondos.

Consejos para el buen cuidado:

  • Filtración en marcha durante 8 horas diarias divididas en diferentes fases. Mayor tiempo en verano que en invierno,
  • Utilizar desinfectante (tipo cloro…)
  • Minorador o incrementador de pH en función de la necesidad
  • Limpiar la piscina de forma continua